Sesión fotográfica en estudio y exteriores. Tema: Novios

Compartimos con Uds. algunas fotos de la sesión fotográfica realizada en estudio y en exteriores bajo el tema Novios.

Créditos:
Equipos de iluminación de estudio Prometh.

STYLING: M. Laura Militi (SwapModels) Agradecimiento a: Sebastian Espinosa.
MAKE UP: Lali Gimenez
MODELOS: Freddy, Egle, Marcela, Paula para SwapModels

El uso del Flash

La fotografía con el uso adicional del flash permite, una vez dominado, fotos muy agradables y sorprendentes. Muchas personas no comprenden perfectamente cuál es la función de la luz del flash y cómo aplicarla con fundamentos.

La realidad es que al ver como en general las personas encienden sus cámaras con el flash incorporado encendido y hacen todas las fotos así, siendo que la realidad es que para algunas fotos su uso es imprescindible y para otras mejor es apagarlo es que me lleva a escribir éstas líneas.

Todos los flashes, sean incorporados en la cámara o de los conocidos como de Zapata (dedicados a cada marca de cámara) y los flashes de estudio son dispositivos de los que nos podemos aprovechar para mejorar la calidad de nuestras fotos entendiendo que uno de los elementos más importantes en una fotografía es la luz (sino el más importante) junto con la composición y el mensaje.

Partamos de la base en la que podemos entender mejor su uso. La exposición de una fotografía está regida por tres valores fundamentales: El diafragma, la velocidad y los isos.

Con el diafragma manejaremos la luz del flash. Con la velocidad de obturación la luz ambiente y con los isos, ambas cuestiones.

Deberemos repasar la Ley del cuadrado inverso que dice que cuando iluminamos un objeto con una iluminación puntual (el flash por ej) siempre que dupliquemos la distancia a la que está situado dicho objeto, necesitaremos cuatro veces más luz que en su posición anterior. En fotografía se entiende que si para un objeto situado a 2 metros necesitamos un diafragma 11 si colocamos dicho sujeto a 4 metros necesitaremos un diafragma 5.6 para que reciba la misma iluminación.
Con esto bajo control podremos darle al flash el buen uso para el cual fue diseñado.

Las fotografías con el sol en contra son un ejemplo. Podemos utilizar el flash para aclarar las fuertes sombras que producen los cuerpos al anteponerse al sol. Los objetos o personas así iluminados aparecerán con mayor relieve y profundidad haciendo que la luz del sol dibuje perfiles de luz en los bordes. Mejor aún si las fotos se realizan en un momento en que la luz del sol no sea tan fuerte, como al atardecer.

Tratemos de que si son personas a las que vamos a iluminar con flash, están todas a la misma distancia del flash, ya que la ley que acabamos de ver, nos dice que si hay varios planos, a medida que se alejen del primer plano, las personas del fondo se verán más oscuras.

Si se hacen fotografías donde la luz dominante sea por ej. la de tungsteno (amarillenta) puede ser el momento de utilizar geles de ese mismo color en el flash (ámbar en fotografía) colocar el gel cubriendo la luz del flash, poner el balance de blancos de la cámara en tungsteno o incandescente y lograr un balance correcto de toda la luz convirtiéndola en blanca para la foto final.

Lo mismo en caso de que la luz sea la del amanecer o la de un día nublado o bajo una galería donde la temperatura de color tendría una dominante cian (celeste o azul) entonces ahora será necesario un filtro azul y con eso mas la corrección del balance de blancos, las fotografías se verán muy naturales.

Si nos tomamos un tiempo para comprender el funcionamiento del flash podremos lograr fotos sensacionales, viendo también las distancias en las que podemos mejorar aspectos estáticos, logrando un equilibrio de luces entre la luz de día y la del flash.

Cuando la luz que llegue al motivo sea pareja podremos utilizar el flash con un punto de subexposición (cerrando un diafragma así esa luz del flash no producirá sombras negras detrás de los objetos.

Es fundamental también que siempre que tengamos un flash adicional, separarlo del eje óptico del objetivo justamente para dar relieve a los objetos y que éstos no se vean planos o achatados por efectos de la fuerte iluminación frontal.

He aqui algunos ejemplos de la utilizacion del Flash.

La Fotografía de Retratos: El Autorretrato

Cuántas veces los aficionados y profesionales de la fotografía nos quedamos pensando cómo conseguir un modelo para hacer algunas fotos de retratos, seguramente muchas.

Hemos puesto interés, imaginación, buen gusto, eligiendo fondos, temas, vestuario, maquillaje, sin olvidar los accesorios como guantes, sombreros y algún detalle interesante que nos interese destacar pero, el modelo no llegó para la sesión y por supuesto estamos desilusionados ya que nos había entusiasmado la idea de hacer fotos interesantes.

Es posible que haya llegado el momento en que pensemos en algo creativo e interesante también como lo sería hacernos un autorretrato!! Por qué no? Nadie nos conoce mejor, nuestra personalidad puesta en una foto y lo mejor, la haríamos nosotros que sabemos qué nos gusta de nosotros y que preferimos ocultar si fuera el caso.

Nada extraño ha sido el autorretrato para las grandes figuras del arte y sin dudas han dejado muy marcada la poca o mucha autoestima, mostrando luego al mundo su particular forma de verse. Vean algunos autorretratos de famosos en la pintura.

Muchas veces jugamos a hacernos fotografías, bien, me parece un buen momento para pasar de juego a cosa seria y poner manos a la obra.
Qué necesitaremos para llevar a buen puerto la tarea? Pocos elementos, lo mas importante es la luz a no dudarlo y la mejor luz la tenemos en casa porque quién no tiene una ventana? Con una ventana de la que tomaremos su mejor luz ya tenemos medio trabajo ganado, si a eso le ponemos la cámara sobre un trípode o si no hay puede ser también un mueble, una silla o lo que tengamos a mano con la seguridad de que la cámara no se caiga, el auto disparador y ya está.

Debemos evitar que la ventana se vea en la foto, utilicemos sólo su luz y sin dudas será el principio del manejo de la luz ideal para hacer retratos, esa luz es la panacea de la fotografía. Como veremos tendremos de un lado de la cara una buena iluminación y del otro la cara en penumbras entonces la podemos aclarar colocando la espalda de una silla cerca (que no se vea en la foto) y la cubriremos con una tela blanca la luz que reciba esa tela servirá para que al reflejarse aclare la zona en sombras y listo!! Un autorretrato como dios manda, sencillo y eficaz. La ropa ya dependerá del gusto, así como las damas pueden elegir los accesorios que más les gusten.
He aquí algunos autorretratos para romper el hielo.

Hasta la próxima entrega!

Fotografías con fundamento: La Composición II

No cabe duda que la fotografía es una forma de expresión, un lenguaje que surge de elementos que nos son entregados por la realidad que no rodea cotidianamente y si tenemos claro que la fotografía de los mismos puede ser una toma directa o procesada haciendo que el resultado no permita identificar a primera vista de qué se trata, es necesario observar que la composición es la base del proceso creativo aunque se trate de tomas directas, reportajes o producto de un elaborado proceso de laboratorio u otro recurso genuino.

Cómo ha cambiado el mundo de la fotografía desde su concepción!! Desde el principio se la catalogó como realista ya que se estimaba que toda su energía estaba dada en representar la realidad como si fuera un espejo y que, cuanto mayor similitud con la realidad, mayor calidad.
Luego, a medida que transcurría el siglo pasado, la fotografía fue incorporando valores de expresión artística por lo tanto sus límites se extendieron a la permisividad de poder codificar la realidad mediante la representación de distintos valores que el fotógrafo es capaz de expresar utilizando la técnica fotográfica que considere apropiada a su objetivo final.

Los grandes fotógrafos de la historia compusieron sus fotos, uno de los maestros destacados Henri Cartier-Bresson asociado equivocadamente al Momento decisivo cuando podemos ver en sus fotografías una composición estudiada y concebida a la perfección.
Bresson decía: “Para que un tema se manifieste en toda su intensidad, las relaciones formales deben ser rigurosamente establecidas”. “La composición debe ser una de nuestras preocupaciones constantes, pero en el momento de fotografiar no puede ser sino instintiva, porque estamos frente a instantes fugitivos durante los cuales las relaciones son inestables. Para aplicar la regla de oro, el compás del fotógrafo debe estar en su ojo.

Otras de las frases que reflejan la importancia de la composición en palabras de Bresson: Fotografiar es retener el aliento cuando todas nuestras facultades convergen hacia la realidad huidiza; entonces la captura de la imagen se convierte en una gran alegría física e intelectual. Fotografiar es, en un mismo instante y en una fracción de segundo, reconocer un hecho y la organización rigurosa de las formas percibidas visualmente, que lo expresan y le dan significado: Es poner en una misma línea de mira el cerebro, el ojo y el corazón.

De Robert Capa: Si mi fotografía no es lo suficientemente buena es porque no estaba lo suficientemente cerca

En una fotografía el artista da forma a un contenido por medio de una destilación de ideas.

Tratar La composición fotográfica implica realizar un desmenuzado paseo por cuestiones destinadas a formar ideas y acompañar la tarea fotográfica en la que por medio del estudio de la luz, las formas, las líneas, diagonales, con forma de S, las rectas, las sombras, las luces, los colores, el centro de interés, la armonía, el horizonte, la perspectiva, el ángulo de toma, el ritmo, el equilibrio, el claro-oscuro, los puntos de fuga.

La organización visual necesaria para transformar lo habitual, en una organizada armonía de elementos, organizando (componiendo) una fotografía de tal manera que en ella se pueda descubrir un espíritu creador y original, todo puede terminar en una fotografía cuya composición comprenda cada una de las partes porque además, cada tema a fotografiar tiene conceptos propios determinados.

Hasta la próxima entrega!!

Fotografías con fundamento: La Composición

En este cuarto artículo de la serie trataremos: La Composición

Ya hemos visto como exponer correctamente una fotografía, pero sabemos disponer los elementos de manera que resulten agradables al espectador? Que sea atractivo para el ojo humano lo que mostramos? Que tenga gancho y les obligue a exclamar: Qué foto!?

Resulta indudable que la tecnología nos ayuda a exponer correctamente una foto incluso a reconocer si una cara está sonriente o tiene los ojos abiertos!! Pero, hay algo que no tiene la tecnología y eso es lo que nos corresponde como humanos, con emociones y sensaciones que sólo nosotros podremos mostrar componiendo correctamente una foto.

La composición es la colocación efectiva de los elementos visuales en el marco fotográfico de tal manera que los resultados transmitan una emoción, tengan un mensaje.

Son muchos los elementos de los que nos valemos para lograr una correcta composición, los colores o la falta de ellos, las texturas, las formas, las líneas, los puntos de fuga, la luz.

Para eso nos valdremos de distintos argumentos. Los tradicionales están basados sin dudas en La divina proporción o El número dorado o La proporción áurea. Pero, para entender correctamente el significado, podemos establecer que hay normas que podemos aplicar para llegar a buen destino.

LA REGLA DE LOS TERCIOS: es la base de la composición fotográfica, para entenderla dividiremos la fotografía en tres partes iguales tanto vertical como horizontalmente obteniendo así 9 rectángulos. Sus intersecciones están llamadas a denominarse puntos de máximo interés o puntos fuertes. Es posible que tu cámara muestre éstas líneas, de no ser así lo ideal es tenerlas presente para aprender rápidamente de quá se trata. Si colocamos un elemento, el que consideramos motivo de la foto, en una de esas intersecciones veremos que la fotografía cobra mucha fuerza y que dicho elemento es visualizado en forma inmediata y sobre todo si, desde nuestra cultura occidental, lo colocamos en la intersección de abajo a la derecha. Eso obliga mentalmente a recorrer la fotografía para centrarse en nuestro tema principal fotografiado.

Si en cambio en vez de ser un sujeto pequeño se trata de por ej. Un faro entonces lo colocaremos en la línea del tercer tercio vertical donde obtendrá la fuerza que queremos para dejar espacio a nuestra izquierda.

Las líneas horizontales nos dan la posibilidad dependiendo de cuanto espacio le demos para que la fotografía muestre una buena composición. En primer lugar debe el horizonte estar horizontal, no valen los argumentos de horizontes inclinados para dar más fuerza a la foto, porque los objetos van a parecer caerse hacia el lado en que está inclinado. Ahora bien, si lo que está sobre el horizonte tiene cielo, con nubes, una hermosa puesta de sol y lo que tenemos bajo ese horizonte es la silueta de una ciudad en contraluz, pues el cielo se llevará una mayor parte. Si en cambio sobre el horizonte es sólo un cielo azul y bajo éste vemos el mar con veleros fantásticos y aves volando, entonces daremos más espacio visual y fotográfico a lo que está bajo el horizonte. Es un simple razonamiento.

Una de las pocas composiciones que resiste perfectamente el centrar el horizonte es la que como en la foto siguiente vemos en reflejo la misma construcción o paisaje.

En los retratos, cómo poner dentro del marco una cara? Simplemente debemos respetar la regla de los tercios y colocar los ojos de la persona sobre la línea del primer tercio dejando espacio para que de acuerdo a la inclinación de su cabeza haya un poco más de espacio y con ello también respetaremos la LEY DE LA MIRADA.

Podemos decir que la fotografía tiene muchos recursos que se fueron agregando con los tiempos entre ellos dentro de una composición, la LEY DEL EQUILIBRIO, o la de los PATRONES pero muy importante es el uso de diagonales así como también PUNTOS DE FUGA. Sigamos con los ejemplos referidos a éstos.

Contrapuesto al uso creativo de los puntos de interés, se encuentra el espacio negativo que tiene la función visual de dar calma, para que de alguna manera los ojos descansen de elementos agresivos que pudieran haber visto con anticipación y desde ese espacio dirigirse al tema principal de la fotografía logrando transmitir la sensación de armonía y delicadeza.

Por supuesto que el conocimiento de la profundidad de campo y su aplicación tiene vigencia en éste tipo de fotografías donde desenfocando el fondo se obtiene la suavidad mencionada.
La velocidad de obturación, al igual que el diafragma nos proveen también de elementos suficientes para que cuando componemos los tengamos presente. Tal el caso de ésta fotografía donde una baja velocidad de obturación le otorga movimiento a la imagen pasando de ser sólo algo estático para cobrar vida en nuestras fotografías.
En éste caso la imagen tiene la capacidad visual de guiar al ojo humano en una dirección.

Queda mucho por decir de la composición fotográfica, será en la próxima entrega!

Fotografías de los alumnos:
María Alejandra Guastavino
María José Richard Rufino
Miguel Ángel García Ferrer
Rafael Domínguez Álvarez