El Uso de filtros en la fotografía digital

Una de las consultas que casi siempre me hacen cuando alguien viaja de vacaciones: compro algún filtro?

La respuesta es simple: por suerte ya no necesitamos tantos como cuando de película (rollos) se trataba, ahora con unos pocos ya tenemos el espectro cubierto.

Si bien el filtro ULTRA VIOLETA no mejora (casi nada) el resultado final porque lo mismo que hace el filtro lo podemos realizar luego en el proceso, su función más importante es proteger de raspones o simplemente polvo en la superficie de la óptica frontal de nuestros objetivos.

El filtro POLARIZADOR en cambio, sí tiene una función óptica y por ello debemos cuidarnos cuando compramos de hacerlo eligiendo el de mayor calidad que podamos. Su función es bastante amplia ya que además de saturar los colores, elimina reflejos de superficies no metálicas: un escaparate (vidriera) de un local al que queremos fotografiar y nos vemos reflejados en él, ese reflejo desaparecerá con un filtro polarizador siempre y cuando no nos está dando el sol directamente. Podremos fotografiar ríos, mares o motivos donde tengamos una superficie importante de agua eliminado todo lo que está reflejado en ella (por ej, el cielo) reduciendo notablemente su brillo y presencia en la foto.
Con los cielos azules, los pondrá más azules y las nubes se despegarán quedando más blancas y algodonosas contra un fondo más oscuro. Por qué? Porque la luz se desplaza en línea recta y la que viene de un cielo sin nubes mantiene la ley pero la que atraviesa las nubes lo hace en todas direcciones debido a reflexiones internas en todas las direcciones y con esa condición, el polarizador pierde su característica, razón por la cual sólo la del cielo puede ser polarizada.
Debemos prestar atención cuando utilizamos angulares extremos ya que al abarcar mucha superficie en cuanto a los cielos, es posible que tengamos una franja polarizada (cielo más oscuro) y otra franja sin polarizar y esto se lo debemos a que el polarizador actúa en relación al ángulo de incidencia de la luz solar y no se puede polarizar todo el espacio si éste es muy grande, salvo como dije que justamente en esa zona el ángulo de incidencia de la luz del sol, lo permita. Mi consejo es llevar siempre un polarizador a mano, los hay slim (de aro delgado, 5mm o menos) con y sin rosca en la parte frontal razón demás para entender que sin rosca no podremos poner la tapa del objetivo pero podemos ponerlo para determinada foto y luego guardarlo. Mi consejo es si, llevar siempre uno.

Filtros de DENSIDAD NEUTRA (ND), los hay de varias densidades o diafragmas de absorción desde el 2-4-8-10 y el de densidad neutra variable. Se lo llaman neutros por ser grises y no afectar los colores de las fotografías. Su uso , siendo grises, es necesario cuando queremos bajar la intensidad de luz ambiente para poder extender en tiempo la velocidad de obturación, un ejemplo, las cascadas que nos permitirán mostrar el agua sedosa en su movimiento, solo captable con una velocidad de obturación baja, el movimiento del oleaje del mar y las mini olas de lagos y ríos, para conseguir en principio una superficie espejada que refleje lo que veamos sobre la superficie del agua sin que las olas corten ese reflejo y también nos da la posibilidad de que extendiendo aún más la velocidad de obturación consigamos transformar el agua en gas, por lo que se podrían ver los detalles de rocas o ramas que veamos bajo la superficie del agua sin dudas, llevar un o varios de estos filtros supone que también llevemos un trípode.

Los filtros de DENSIDAD NEUTRA VARIABLE son en general dos filtros polarizadores en un solo cuerpo, uno del tipo lineal y el otro circular que al accionarlos en sentidos opuestos oscurecen el campo visual hasta convertirlo en casi negro y eso permite un mayor y muy interesante efecto que no siempre se comporta como quisiéramos ya que puede producir un efecto de cruz más oscuro en el centro cuando lo utilizamos en su máxima expresión. Tal vez, si necesitamos llegar a eso, lo mejor sea tener dos filtros de densidad neutra con valores de 8 o 10 y sumarlos.

FILTROS GRADUADOS, llamados así por poseer una densidad determinada pero en degradé pasando de una densidad 4 u 8 a transparentes, son utilizados especialmente en paisajes para bajar la luminosidad del cielo y equiparar la exposición necesaria con lo que se encuentre en la tierra, de mucha utilidad y con la posibilidad de elegir colores que acentúen o cambien el color del cielo. Se usan generalmente cuadrados y montados en un porta filtros enroscado en el objetivo, lo que permite el desplazamiento para colocar el horizonte donde queramos.

FILTRO INFRARROJO. Al igual que en la fotografía tradicional, el filtro permite tener una visión imposible para el ojo humano, es un filtro que sólo deja pasar una mínima porción del espectro en el orden de los 720 nanómetros logrando mediante un cuidado proceso posterior, imágenes muy llamativas con una vegetación verde convertida en blanca. Unas nubes muy algodonosas y cielos particularmente azules. Su secreto: al hacer la foto, se debe medir el balance de blancos de manera puntual sobre alguna zona verde de la foto. Es que como el infrarrojo está fuera de nuestro alcance visual con este filtro podemos ver lo que ve el sensor mediante excelentes fotografías.

comentarios

maria

Gracias Carlos. Estoy por hacer un viaje y ya voy a comprar algunos filtros para ir practicando. Muy claras tus explicaciones

Ronald Chirinos

Excelente y concisa información, hace poco compré algunos filtros de los que mencionas, no tenía claro lo de la eliminación del reflejo en los objetos metálicos o vidrios!
Gracias master! Saludos desde Venezuela

Deja tu comentario





Tu email es requerido, pero no te preocupes que no se publicará. Puedes usar gravatar para mostrar quien eres.