Fotografías con fundamento: La Composición II

No cabe duda que la fotografía es una forma de expresión, un lenguaje que surge de elementos que nos son entregados por la realidad que no rodea cotidianamente y si tenemos claro que la fotografía de los mismos puede ser una toma directa o procesada haciendo que el resultado no permita identificar a primera vista de qué se trata, es necesario observar que la composición es la base del proceso creativo aunque se trate de tomas directas, reportajes o producto de un elaborado proceso de laboratorio u otro recurso genuino.

Cómo ha cambiado el mundo de la fotografía desde su concepción!! Desde el principio se la catalogó como realista ya que se estimaba que toda su energía estaba dada en representar la realidad como si fuera un espejo y que, cuanto mayor similitud con la realidad, mayor calidad.
Luego, a medida que transcurría el siglo pasado, la fotografía fue incorporando valores de expresión artística por lo tanto sus límites se extendieron a la permisividad de poder codificar la realidad mediante la representación de distintos valores que el fotógrafo es capaz de expresar utilizando la técnica fotográfica que considere apropiada a su objetivo final.

Los grandes fotógrafos de la historia compusieron sus fotos, uno de los maestros destacados Henri Cartier-Bresson asociado equivocadamente al Momento decisivo cuando podemos ver en sus fotografías una composición estudiada y concebida a la perfección.
Bresson decía: “Para que un tema se manifieste en toda su intensidad, las relaciones formales deben ser rigurosamente establecidas”. “La composición debe ser una de nuestras preocupaciones constantes, pero en el momento de fotografiar no puede ser sino instintiva, porque estamos frente a instantes fugitivos durante los cuales las relaciones son inestables. Para aplicar la regla de oro, el compás del fotógrafo debe estar en su ojo.

Otras de las frases que reflejan la importancia de la composición en palabras de Bresson: Fotografiar es retener el aliento cuando todas nuestras facultades convergen hacia la realidad huidiza; entonces la captura de la imagen se convierte en una gran alegría física e intelectual. Fotografiar es, en un mismo instante y en una fracción de segundo, reconocer un hecho y la organización rigurosa de las formas percibidas visualmente, que lo expresan y le dan significado: Es poner en una misma línea de mira el cerebro, el ojo y el corazón.

De Robert Capa: Si mi fotografía no es lo suficientemente buena es porque no estaba lo suficientemente cerca

En una fotografía el artista da forma a un contenido por medio de una destilación de ideas.

Tratar La composición fotográfica implica realizar un desmenuzado paseo por cuestiones destinadas a formar ideas y acompañar la tarea fotográfica en la que por medio del estudio de la luz, las formas, las líneas, diagonales, con forma de S, las rectas, las sombras, las luces, los colores, el centro de interés, la armonía, el horizonte, la perspectiva, el ángulo de toma, el ritmo, el equilibrio, el claro-oscuro, los puntos de fuga.

La organización visual necesaria para transformar lo habitual, en una organizada armonía de elementos, organizando (componiendo) una fotografía de tal manera que en ella se pueda descubrir un espíritu creador y original, todo puede terminar en una fotografía cuya composición comprenda cada una de las partes porque además, cada tema a fotografiar tiene conceptos propios determinados.

Hasta la próxima entrega!!

comentarios

Fer Parra

muy buena entrega! fantástico sigan así que da gusto leer esas lineas una y otra vez. Viva la fotografía!

Patricia Alvarez Ovando

Qué bueno leerte, Carlos! Gracias x esta nota!

Deja tu comentario





Tu email es requerido, pero no te preocupes que no se publicará. Puedes usar gravatar para mostrar quien eres.