Fotografias con fundamento: La Exposicion

En este segundo articulo de la serie trataremos La Exposición.

Para llevarla a cabo necesitamos dos valores, uno es el diafragma cuyos números se reconocen con la letra f y otro es la velocidad de obturación (v). Dejaremos de lado, por ahora, los isos.

Los números f son a los que nos referimos para hablar de apertura del diafragma que nos dan como resultado el paso de la luz hacia el sensor. La máxima apertura es normalmente utilizada para referirnos a la máxima luminosidad de un objetivo determinado el que podría ser f: 2.8 por ejemplo.

Los números f siguientes, a medida que cerramos 1 paso completo el diafragma, serían así:
2.8 4 5.6 8 11 16 22

Cada número indica que su valor corresponde a la mitad de diámetro del precedente y al doble del que le sigue de esa manera comprenderemos la perfecta relación con los números v.

La velocidad de obturación es el tiempo que tarda el obturador en abrir y cerrar el paso de la luz que de acuerdo al diafragma elegido llegará al sensor.

Las velocidades tienen como fundamento el valor tiempo, por lo que podemos decir que para fotografía la unidad es 1 segundo y a partir de ahí nos valemos de fracciones de segundo comprendiendo la razón por la cual los números v se expresan con el 1 como dividendo y otro número como divisor que expresa el valor de dicha fracción Por ejemplo 1/125 equivale a la 125 avas parte de un segundo.

También, al igual que los diafragmas, las velocidades muestran que un paso siguiente equivale a la mitad de tiempo del precedente y al doble del que le sigue.
Tenemos: 1 1/2 1/4 1/8 1/15 1/30 1/60 1/125 1/250 1/500 1/1000 1/2000 1/4000

Si por ejemplo, hiciéramos una fotografía con un diafragma f:8 y velocidad 1/125 pasaría un determinado volumen de luz en un determinado tiempo.
Si la hiciéramos en f:4 y 1/500 tendríamos exactamente la misma cantidad de luz que en la foto anterior, se mantendría el EV (Valor de exposición)- pero cuál sería la diferencia, si la hay?

Sí, habría diferencia que estaría representada por los elementos que encontraríamos en foco y aquellos fuera de foco ambos en mayor o menor grado dependiendo de la distancia a la que está situado el objeto enfocado y la distancia focal de nuestro objetivo. Por qué? Porque el diafragma, cuanto más abierto ejerce un efecto llamado Bokeh que hace que se desenfoque más o menos lo que está en distintos planos del que hemos elegido enfocar.

Entonces el Bokeh (desenfoque) sería mayor cuanto el objeto está más cerca de la cámara o la distancia focal sea mayor. Como vemos el diafragma no sólo deja pasar luz, también sirve para que la fotografía, al presentar un área en foco y otra fuera de foco haga que el espectador dirija su mirada hacia lo que queremos que mire.

El efecto que produce una u otra velocidad de obturación podemos verla en el ejemplo: si el objeto fotografiado estaba estático, no habría diferencia, pero si el objeto se moviera sí que la habría ya que por medio de la velocidad podemos mostrar movimiento y si lo mostramos la foto adquiere otra dimensión, más allá del simple disparo.

Las clásicas pero siempre interesantes fotos de grandes avenidas con coches moviéndose y dejando estelas de luces, las fotos de carreras de autos con los fondos absolutamente movidos pero el auto o parte de él nítido. Hay muchos ejemplos pero les muestro unos simples.

El resultado serán fotografías con la cantidad de luz correcta y con efectos de desenfoque o de movimiento transformando la fotografía en algo mucho más divertido.

Hasta la próxima entrega!!

comentarios

liliana pujol

gracias carlos por tus comentarios... por que en el paso analógico a digital... las cosas son iguales, pero algunas fueron rebautizadas

Deja tu comentario





Tu email es requerido, pero no te preocupes que no se publicará. Puedes usar gravatar para mostrar quien eres.