La Fotografía Urbana

Seguramente algunos fotógrafos viven en el campo, cerca de alguna laguna o a orillas del mar en un pequeño pueblito alejado del ruido y la polución ambiental que aqueja a las grandes urbes pero, la mayoría con seguridad, vivimos y trabajamos en ciudades ruidosas y llenas de historias de vida con sus mitos y leyendas características que fortalecen sus lazos con los habitantes mostrándoles de esa manera las razones de su existencia.

La gente se mueve en horas pico con apuro por llegar vaya uno a saber dónde, el transporte público con afiches y pinturas identificativas, el humo, los edificios que cubren todo y ofrecen líneas, ángulos, aristas y miles de detalles que por lo común no llaman la atención del fotógrafo bueno, no tanto así, porque el farol de la esquina que por la altura tiene a su lado un balcón con plantas de flores de colores muy brillantes a las que justo, por la hora, el farol ilumina.

Todo parece aburrido, gris, oscuro, triste. Pero sólo es la apariencia porque si miramos bien, aparecerán miles de detalles y las posibilidades de obtener una buena foto dependerá sólo de nuestra agudeza visual y que si ejercitamos más el verbo VER que el solo mirar veremos que la ciudad nos ofrece tanto más que una playa o un lago para ejercitar nuestra capacidad fotográfica.

Cómo hacerlo de la mejor manera? Tenemos muchas opciones, la primera es colgarse la cámara de cuello y cada vez que vemos algo que nos interese hacemos la foto; otra es elegir un tema mientras tomamos un café antes de salir y aplicar la mayor agudeza para desarrollarlo buscando esos detalles que sorprendan, porque la mejor foto es la que nadie vio, aún porque si pasamos dos o más horas fotografiando el mismo tema, es seguro que aprenderemos más sobre él y podremos sacar provecho mejor que nadie.

Los maestros de la fotografía, Bresson entre ellos, no lo hacían de mejor manera que nosotros. Bresson en particular, buscaba un entorno, un sitio donde según su criterio todo encajaba a la perfección dentro de una composición determinada, una esquina por ejemplo, un cruce de calles con la luz apropiada y utilizando su imaginación que si una persona caminando o niños jugando, que seguramente estaban cerca, o una bicicleta pasara por determinado sitio en el momento que él consideraba oportuno, le hacía varias fotos o muchas y hasta hablaba con la gente para que caminara por determinado lugar y repetía las fotos hasta que lo lograba.

Cómo se podría lograr tanta perfección? No puede haber una casualidad de semejante envergadura. De esta manera ya tenemos los detalles de cómo comenzar y la seguridad de que las fotos están ahí, solo que a veces tenemos que esperar un par de segundos para conseguir el WOW de la fotografía.

No te pierdas el próximo post donde hablaremos de algunos de los detalles más fáciles de ver que muchas veces no los vemos.

Brisbane - Australia Paseando en bicicleta Detalles en el Jardin

comentarios

Deja tu comentario





Tu email es requerido, pero no te preocupes que no se publicará. Puedes usar gravatar para mostrar quien eres.